29 enero 2006

House, una serie alucinante.


Por extraño que parezca, cada vez que alguien nombra “House”, todos recuerdan esas pelis de terror pachanguero (ey, salia William Katt, el Gran Héroe Americano!) de los ´80. Pero muy pocos, que cada vez son mas, exclaman excitados algo así como “Ah, tu también la ves?”.
Y es que es la serie de moda. Pero no de moda porque sí, en plan superficial. De moda porque es diferente, y por diversos motivos, a la gente le engancha. A gente que ya no le interesan series de hospitales por repetitivas o aburridas, o aun interesándoles, buscan “algo diferente”.

House lo es. Veamos por qué:

La serie tiene como protagonista al Doctor Gregory House, un brillante médico especializado en tratar las mas diversas y desconocidas enfermedades, que como consecuencia de una falta al trabajo durante mucho tiempo es “obligado” a tratar pacientes para recuperar las horas que debe.
Para esta tarea se vera ayudado por un grupo de jóvenes médicos que formarán equipo, encontrando entre todos una respuesta al enigma o reto de curar enfermedades muy raras o peligrosas.
El Doctor House como persona es huraño, arrogante, antisocial…Como médico no le gusta tratar a los pacientes, sino a las enfermedades. Es brillante, agudo y muy inteligente, es bueno en su trabajo, pero le desagrada pasar visitas y tratar con la directora del hospital, a la que ridiculiza siempre que puede por obligarle a hacer algo que él considera innecesario.
Se establece entonces una complicidad con el resto del equipo, a los que reta una y otra vez a debatir hipótesis y tratamientos poco ortodoxos y a enfrentarse a enfermedades que les sorprenden por lo poco usuales o peligrosas. A los jóvenes médicos House les infunde respeto, y aunque no están muy de acuerdo con su manera de ser o de pensar, le admiran por lo eficiente y profesional de su trabajo.

Básicamente este es el argumento de la serie, que de momento lleva 2 capítulos emitidos en Cuatro, los martes a las 22,30h.
Destaca el actor principal, Hugh Laurie, que ha ganado un Globo de Oro por su interpretación. Sabe darle al personaje un aire arrogante, pero aun así tremendamente humano. El Doctor House es una persona de diálogos ingeniosos, réplicas agudas y un sarcasmo que consigue exasperar a sus compañeros, haciéndoles trabajar mejor. Pero no todo el peso lo lleva Hugh Laurie. El grupo de médicos, siendo más secundarios, también le dan un toque de humor a la serie, ya que con diferentes personalidades consiguen avanzar poco a poco y resolver los puzzles, encajar las diferentes piezas del rompecabezas y encontrar una cura o un tratamiento eficaz.
El balance de la serie es muy positivo, ya que aunque esté ambientada en un hospital y se roce el drama continuamente, la personalidad y el carisma de House le dan a todo un tono de humor negro bastante estimulante. Es una serie inteligente y muy entretenida, la recomiendo a todo el mundo.

Me voy a por unos calmantes.

7 comentarios:

Hecko dijo...

Inteligente... blablabla Entretenida... blablabla y Reiterativa como ella sola!!! Una serie condenada a una sola temporada.

EmeJota dijo...

Y una mierda, que vamos por la segunda y la cosa va mejorando por momentos....

Es lo mejor que tiene mi trabajo nuevo... ni el suedo, el codearme con los famosos... lo mejor es tener la noche del jueves libre para ver a mi médico de cabecera... Casi que me dan ganas de que me salga un virus latente en la amígdala para que me vea el Dr. House.

Vuarnet dijo...

Di que si, Emejota...El gruñon de House me ha hecho volver a sentarme delante de la tele y seguir una serie semana a semana, cosa que no hacia desde...
Pues eso.

Y crossover Grissom/House ya!

EmeJota dijo...

Grissom no tiene nada que hacer al lado de House.

Mejor un crossover Horatio Caine/House. Por lo menos que la mala leche sea un poco más equitativa.

(me quito las gafitas...)"In CSI Miami we never close..." (y ahora me las pongo otra vez, pongo cara de chulo y me voy)

Vuarnet dijo...

El problema de Horatio es que se nota que echa de menos las calles de NY, y a su compañero Sipowicz. Tampoco ayuda el que el doblaje sea mismo que en "Policias de Nueva York", haciendo dificil creerse el papel, que es mas o menos el mismo,y ya no impacta tanto.
Grissom puede parecer mas blando, pero dice mas frases molonas por minuto.

Myca Vykos dijo...

Que viva William Katt!!!

Y bienvenido a la blogosfera :-)

Groomm dijo...

Yo odiaba a horatio desde que aparecio, mientras grisom dice frases molonas, el se limita a ponerse y quitarse las gafas, a soltar frases absurdas, que sinceramente, si me las dijera a mi me descojonaria en su cara, y a poner los puños en la cintura. El ultimo capitulo que vi de CSI miami, salia Horatio, en una camioneta a toda velocidad, persiguiendo a un delincuente mientras detras de el explotaba un edificio, le faltaba decir "Grisom... supera eso"