24 septiembre 2008

No lo he podido evitar: El Reno Renardo y los Ochenta.

Si, crecí en los ochenta. Y sobreviví. Pero me abuuurro de los homenajes y revivals que una y otra vez asaltan mi correo en forma de memes, fotos adjuntas y powerpoints sosos a más no poder.

Sobre todo porque algunos parecen estar hechos por gente que ni de coña vivió en esa época. Porque no tiene sentido meter Mazinguer Z o Dragones y Mazmorras con Los Caballeros del Zodiaco, emitidos en plenos años 90. O que algunos textos tengan faltas de ortografía, cosa que si realmente fuera escrita por alguien educado en los `80 no pasaría...pero bueno, ese es otro tema.

El caso es que parece que el revival ochentero, la nostalgia por esos maravillosos años, tan locos y creativos en todos los sentidos, sigue dando sus último coletazos. A esa larga lista de chascarrillos y fotos pretendidamente "molonas" que al final sólo consiguen parecer cursis y bobaliconas, sorprende (a mi me ha sorprendido, y mucho) que un tipo como El Reno Renardo lo haya clavado tanto. Si eres hijo de los 80, no solo vas a pillar todas las referencias, sino que encima vas a flipar con ese estilo hardrockero que era tan característico. Cardados, pantalones elasticos, parches de KISS, junto a los sempiternos clichés de Naranjito, Verano Azul...y muchas más que no hacen sino arrancar una sincera sonrisa con cada visionado (que cabrón, casi ni me acordaba de los Telefunken).

Por eso no he podido evitar sumarme al (sic) revival ochentero, ya que además de vivirlo y sentirlo cada día de mi vida en privado o con mis amigos (esas sesiones de Karate Kid, Un chico como todos o El Club de los Cinco!) me paso por aquí y lo pongo por YouTube:



Y ya está todo dicho. O no. Cúantos os apuntasteis a karate en el colegio después de ver Karate Kid?

3 comentarios:

GO dijo...

A mí Karate Kid me la peló soberanamente hasta que, con un amigo, fuimos al cine expresamente a ver EL NUEVO KÁRATE KID. Superior al sosainas de Ralph Machhio. Madremia.

Myca Vykos dijo...

Yo me apunté a Karate tiempo antes del estreno de Karate Kid. Cuando llegó la película de los cojones, fue un suplicio aguantar a un cretino tras otro diciendo que yo me había apuntado a Karate por la película. "Sí, claro, y el cinturón naranja te lo regalan nada más empezar".

Eso sí, el profe nos enseñó a odiar la película haciendo un barrido asesino por la espalda a todo lerdo que se pusiera a hacer la mierda de la grulla. Y después, toda la clase dando vueltas al tatami.

Pero bueno, a lo que iba, que los del Reno alcanzaron su cumbre del frikismo con Camino Moria. Pero esta tiene más mérito musicalmente, que no es una versión.

Vuarnet dijo...

Go:
No me lo puedo creer. Pero si todos en el colegio nos identificabamos con Daniel Laruso, con sus matones de la clase y todo! El nuevo Karate Kid (o Karate Kid con tetas como le deciamos) no la llegue a ver...vale la pena realmente o solo esta el morbo de ver a Hillary Swank adolescente?

Myca:
Pues te paso lo mismo que a un amigo que se apunto antes de la peli, y luego todos en clase le picaban dandole pataditas y levantando las manos.
Y al Reno Renardo yo tambien lo conoci por Camino Moria. Pero es que el nuevo disco que ha sacado es buenisimo!