11 febrero 2006

Cuando Peter Pan ha crecido: El nuevo cine de Steven Spielberg


Que Spielberg es un genio es algo que todo el mundo sabe. Algunos no estarán de acuerdo, claro, pero si algo es evidente es la enorme influencia que este cineasta ha tenido en la historia del cine del final del siglo XX y principios del XXI. Incluso su peor película puede dar lecciones a cualquier niñato recién salido de la MTV y la publicidad.
Steven Spielberg, cuando empezó su carrera en los años 70 con su colega George Lucas, quería cambiar el cine. Y junto a otros valientes cineastas, como Oliver Stone, Francis Ford Coppola o Brian de Palma, lo consiguieron. Consiguieron romper ese estatus de cine arcaico y vetusto dominado por las grandes “familias” de productores del viejo Hollywood. Llenaron las salas de nuevas generaciones, que buscaban nuevas experiencias, y consiguieron renovar la afición por el cine de aventuras, de entretenimiento, y por que no, de evasión. Tiburón y Star Wars, lo queramos o no, están en los libros de historia del cine.
Pero Spielberg sabe hacer más que meras películas de entretenimiento. Sabe intercalar en sus historias una sensibilidad y una humanidad que no pasa desapercibida. Sus personajes son humanos, que sufren, y a través de sus historias nos vemos reflejados o vemos reflejada a la sociedad. Dependiendo del tono o el tema de la película, su mensaje será mas o menos optimista, más o menos crítico, o más o menos comprometido.

Y es que, tras Parque Jurásico, podía perfectamente haberse acomodado, como otros directores, y ofrecer cada uno o dos años un espectáculo impresionante. De entretenimiento, de evasión. Pero no, se saca de la manga La Lista de Schindler, y descubrimos un autor con un interés por otras historias, tocando uno de los temas más delicados de la historia reciente, como es el holocausto judío. Aquella fue una película dura, valiente, con un crudo blanco y negro que acompañaba a los judíos mientras los nazis los llevaban de un sitio a otro, hasta el campo de concentración donde Oskar Schindler les contrata como trabajadores, con el fastidio del General Amon Goeth. Las palomitas que algunos incautos llevaban al cine se atragantaban, no estaban preparados para ese trozo de historia que Spielberg supo retratar de forma impecable. Los premios recibidos indicaban que si, que Spielberg “si quería” podía pasar de la aventura o la acción al drama sin perder la seriedad.

Dejando a un lado Amistad o Salvar al Soldado Ryan (no me importa lo sensiblera o patriótica que digan que es, es un alegato antibelicista tan crudo y sobrecogedor que cualquier pero que se le ponga está de más), comentaré a continuación las películas recientes que para mí han marcado este nuevo rumbo que Spielbeg está tomando, mucho más escéptico y pesimista de lo que cualquiera hubiera podido pensar hace años del autor de E.T.

I.A. Inteligencia Artificial
Steven Spielberg y Stanley Kubrick trabajando juntos. Es el sueño de cualquier cinéfilo, ver como dos auténticos maestros del séptimo arte unen sus fuerzas y sus talento, para crear una obra que marque un antes y un después. Lamentablemente, esto no sucedió, debido a la muerte de Kubrick y el cambio de rumbo que tomó la historia en manos de Spielberg. La idea de Kubrick, como en sus otras películas, era mostrar un futuro oscuro, sombrío, donde los humanos han perdido totalmente aquello que los hace humanos, sustituyendo las carencias afectivas o sociales por robots que rellenen esos huecos emocionales. No se hasta qué punto llegó a intervenir Kubrick en el resultado final de la película, pero sería injusto negar el talento de Spielberg, que consiguió acabarla con resultados irregulares. Cuenta una historia modernizada de Pinocho, el muñeco/robot que quiere ser humano, pero que no sabe como hacerlo, o serlo. Tenemos a una madre caprichosa y egoísta que quiere tener un hijo a toda costa, llegando a activar un chip emocional en un robot para que sea más humano. El niño es consciente de que es artificial, y busca sin éxito algo que de sentido a su existencia. Su padres le rechazan, horrorizados, al ver que no es lo que ellos querían. Vemos aquí algo que ya estará presente en la filmografía posterior de Spielberg. Ha perdido su ingenuidad, y no se fía de los humanos, son mezquinos, arrogantes y egoístas. Un par de escenas de la película resultan especialmente brutales y desasosegadoras, como la de la madre intentando engañar a su hijo para deshacerse de él y la feria de los robots, donde humanos asisten impasibles a la humillación y destrucción de los robots que ellos mismos han creado. Como Spielberg no ha dejado de contar un cuento, una fábula con moraleja, lleva al niño robot de un lado a otro, consiguiendo un pesimismo agobiante, sobre todo en la escena submarina. Aquí todo el mundo coincide en que debería haber sido el final de la película, con el Pinocho robot pidiéndole al Hada Azul, que es un muñeco inerte, ser un niño. La cámara se aleja, y la oscuridad del fondo oceánico lo envuelve todo. La película hubiera acabado así de manera brusca, deprimente, incómoda, dejando abiertas las interpretaciones acerca de la naturaleza humana, el egoísmo y la evidente humanidad de las personas artificiales, que nos empeñamos en seguir intentando construir para nuestra comodidad. Lamentablemente, esa frialdad, ese mensaje duro como una patada en el estómago no era la manera que Spielberg tenía de acabar la película, añadiendo un evidente postizo a ese final, consiguiendo una sonrojante y cursi escena lacrimógena con el niño consiguiendo, aunque de manera virtual, lo que deseaba. Pese a las malas críticas y el resultado irregular de la cinta, hay un par de detalles a tener en cuenta, y serán desarrollados en otros títulos.

Minority Report
El fiasco de Inteligencia Artificial hizo posible algo que hubiera sido impensable en otro tiempo. Spielberg se tuvo que aliar con la Fox para coproducir una nueva película. Las decisiones serían tomadas a medias. Y la producción de Tom Cruise indicaba el tono que tendría la película. Como él ponía el dinero, se aseguraba así un número de escenas, primeros planos e importancia en la historia. Así que la gente que echa la culpa a Spielberg de lo mala que fue, simplemente, no sabe de lo que está hablando.
Así que hablaré de lo que sí hizo Spielberg. Hizo el Blade Runner del siglo XXI que podía haber sido y no fue. Basada en una novela (otra más) de Phillip K. Dick, escritor de ciencia-ficción anticipativa, nos muestra un mundo futuro donde existe un cuerpo de policías que, gracias a unos telépatas precognitivos, saben que se va a cometer un crimen antes de que suceda. Como en Blade Runner, no es tan importante la historia del protagonista, sino ver el mundo por el que se mueve. Así, volvemos a ver ese pesimismo, esa crítica feroz al consumismo, al abuso de la tecnología y sobre todo, a ese control del ciudadano o de los medios por parte de los gobernantes, algo que ya vimos en otras joyas de la ciencia ficción moderna, como RoboCop o Desafío Total (basada en una novela de Phillip K. Dick, por cierto).
Lamentablemente, toda esa imaginería visual, todo ese diseño de producción que en un principio iba a ser un retrato escéptico y pesimista de un mundo futuro no muy lejano, se convirtió en una versión de El Fugitivo en el futuro, con las ya aburridas caras de Tom Cruise como superhéroe ocasional, primando así las persecuciones y escenas de acción. Aún así, el mensaje, tanto en la novela de Dick, como en la película, sigue estando presente para el que lo sepa ver, sin dejarse llevar por el juego de “rizar el rizo” que está tan de moda en Hollywood y que incluso Spielberg tuvo que seguir para poder hacer su película. Y el mercado negro de órganos no está muy lejos, verdad?

La Guerra de los Mundos
Otra novela de ciencia ficción, aunque escrita en el siglo XIX Y Spielberg aprovecha para hablar de los temas característicos de su filmografía, como la familia, las relaciones paternales y la pérdida de valores y deshumanización en situaciones límite.
Tom Cruise vuelve a ser el protagonista, pero ésta vez esta más calmado, haciendo de héroe a la fuerza cuyo único interés es mantener a su rota familia unida.
La novedad de esta adaptación es que está ambientada en la época actual, dejando a un lado el escenario londinense y victoriano de la novela original. Un gran inconveniente, ya que aparte de perder el ambiente clásico de la novela, corre el riesgo de parecerse demasiado a Independence Day, bastante inferior en todos los aspectos.
Precisamente Spielberg evita esa comparación enfocando la historia desde otro punto de vista. Así, no vemos a los alienígenas, los intuimos, ya que el tema principal de la película es ver cómo afecta esa invasión al mundo en general y a esa familia en particular. Tampoco hay despliegue militar como en Independence Day, ni un intento evidente de mostrar una lucha entre humanos y alienígenas. Acompañamos por tanto a la familia de Tom Cruise, desde la aparición de esas tormentas de rayos que despiertan a las naves invasoras, a lo largo de un viaje con el único objetico de escapar, de huir a toda costa de toda esa destrucción sin sentido y sobrevivir. El padre, un egoísta y arrogante trabajador que no le tiene especial aprecio a sus hijos, a los que tiene que aguantar algunas veces, se va transformando a lo largo de la película, dándose cuenta de la destrucción que le rodea y siendo consciente de que sus hijos están en un peligro mortal. Gracias a ese peligro inmediato, aflorarán con fuerza sus sentimientos, su responsabilidad para con sus hijos, haciendo todo lo que sea necesario para protegerlos.
Es especialmente aterradora la escena del coche, ya que vemos lo irracionales y locos que pueden ser los seres humanos con tal de sobrevivir. Es la demostración última del egoísmo humano, de la irracionalidad y de la pérdida de valores, donde prima el “sálvese quién pueda” frente a la protección de menores indefensos.
Ese aspecto sombrío y nada ingenuo lo tiene también el personaje de Tom Cruise, que no duda en matar a un hombre que presentaba una amenaza real para sus hijos. Tim Robbins consigue en una sola escena hacernos estremecer con el papel de un soldado que está loco, y la evidente superioridad de los alienígenas le tiene obsesionado, hasta el punto de nublar su juicio y exponer el único refugio que la familia ha encontrado entre tanta desolación. También vemos aquí la pericia técnica de Spielberg, al rodar esa escena claustrofóbica y agobiante con los invasores buscando en la casa mientras la familia intenta por todos los medios despistarles.
Como en la novela, no sabemos los motivos de la invasión. Llegan, sin más, y empiezan a destruir el mundo, dejando claro que la raza humana se enfrenta, simplemente, a su extinción. Pero hay algo con lo que no contaban. Y como en la novela, un simple virus, inocuo para los humanos, es suficiente para intoxicar a los alienígenas, envenenando sus organismos y obligándoles a retirarse. La película acaba, eso sí, con una muestra innecesaria de sentimentalismo, una concesión a una sensiblería de final feliz que no hacia falta, porque hemos asimilado naturalmente, y nos lo hemos llegado a creer, que el hombre es capaz de lo peor y de lo mejor con tal de sobrevivir. Y una vez más, los críticos miopes no han sabido ver que Tom Cruise no era lo importante, sino el mundo a su alrededor que se le escapaba de las manos.

Munich
Todo el mundo es unánime. Nadie se esperaba la magnitud de ésta película, el calibre que tiene y la cantidad de temas, delicados o no, que trata. Y lo hace bien, magistralmente bien, demostrando que Steven Spielbeg aún tiene ese pulso narrativo y esa capacidad para fascinar, entretener y encima, resultar reflexivo y serio sin llegar a ser irrespetuoso o partidista, hablando de otra de las espinas de la historia reciente, como es el atentado terrorista en las Olimpiadas de Munich en el año 1972 y la posterior persecución de los responsables por parte del Mossad, el servicio de inteligencia israelí.
La película comienza cuando el grupo terrorista Septiembre Negro secuestra y asesina a once atletas israelíes. Avner, un espléndido e intenso Eric Bana, es llamado por el Mossad para una importante misión. Renunciará a su vida, a su identidad y a su familia y liderará un grupo cuya misión será perseguir y ejecutar a los responsables de la matanza. Avner se siente orgulloso, está entusiasmado por ese trabajo, por servir a su país y hacer que los culpables paguen, pero conforme se suceden los hechos algo cambia en su interior, mostrando el sinsentido de las guerras y de la violencia.
Spielberg hace una película valiente, dura, necesaria, con una técnica impecable y una objetividad pasmosa, por lo arriesgada. Pone al servicio de la historia todos y cada uno de los recursos (llamarlos trucos sería un insulto) cinematográficos que conoce, pasando del documental al thriller, del suspense a la acción, sin perder por ello la sobriedad y la seriedad del tema que está tratando. Avner asiste en primera línea a un descenso a los infierno, y los espectadores le acompañamos. Vemos el progresivo hastío, tristeza e incomprensión que poco a poco va inundando el alma de Avner y de sus compañeros ejecutores. Si al principio había una justificación moral, alguna excusa patriótica, él mismo no la recuerda, y nosotros no la entendemos.
Entra así Avner en una espiral sin fin, una escalada totalmente desproporcionada de violencia. Con cada objetivo que eliminan, la respuesta palestina es aún más devastadora, alejando cada vez más esa paz que él mismo con sus actos impide conseguir. Ha perdido su identidad, su familia…Y ahora su alma.
De todo esto habla Spielberg sin tapujos, sin concesiones, con escenas turbadoras, de una violencia fría, brutal, que nos hace revolver en la butaca, porque busca nuestra respuesta, nuestra implicación en la trama. Es un juego arriesgado, pero su dominio de las técnicas cinematográficas hace posible que la historia funcione, que una película llena de matices, de zonas grises y de ambigüedades morales y éticas, consiga transmitir en toda su crudeza todos y cada uno de los puntos de vista implicados, asombrando aún mas el hecho de que lo consiga de manera honesta y eficaz.

Así pues, nos encontramos ante un Spielberg más maduro, más reflexivo, más valiente en sus propuestas y más arriesgado en sus críticas, siendo perfectamente consciente del mundo en el que vive, y aunque esa ingenuidad tan característica de sus primeras películas (o recientes, no olvidemos la amable y de espíritu Capra La Terminal) aún siga presente en historias familiares o de entretenimiento, sabe aguantar el tipo muy bien en propuestas más arriesgadas, con fuerte contenido social y político, confirmando a los que lo dudaban que Steven Spielberg es un genio del cine. Y que aún le queda mucho por decir.

23 comentarios:

EmeJota dijo...

Vamos, Antonio, dilo... "Es Spielberg ¡Y es genial!"

Anónimo dijo...

Munich es simplista y sumamente peliculera en las acciones del terrorismo de estado israelí, poco a poco uno ve como la película se va alejando de la realidad para que Spielberg nos haga otro de sus rompe-taquillas laaaargos con finales que se dilatan lo indecible, fundido tras fundido tras fundido. Con más pretensiones que nunca, incluso más que con la lista de Schindler, al menos en querer causar polémica.

¿Que dirige bien? Sabe mezclar los ingredientes del éxito sin ser demasido profundo para el público ni demasiado superficial para parte de la crítica.

A mi sigue sin colármela.

Pablo dijo...

Sin ánimo de ser un tocapelotas ni de ir de listillo, una pequeña corrección, las películas Desafío total y Minority Report están basadas en relatos cortos y no novelas de Philip K. Dick. Eso era todo.

Vuarnet dijo...

EmeJota:
Yo solia decir eso? Bueno...todos hemos crecido un poco desde entonces, verdad?
Y si Spielberg no mola...Me gustaria sabe por que.

Pablo:
Lo de MInority Report no lo sabía, pero creia que "Podemos recordar por usted", en la que se basa Desafío Total si que era un novela. Gracias por la puntualizacion, tomo nota.

Anonimo:
Munich simplista? Me gustaria saber por que, cuando esta rozando en todo momento el documental, con unas recreaciones bastante aproximadas de los personajes involucrados. Cuenta lo que paso despues del atentado. Si, asi de simple. Le falta algo? Indiquelo, por favor.
Y eso de sumamente peliculera...Es que no lo he entendido.
Por otro lado la pelicula, en efecto, si qe llega a un punto que se aleja de la realidad, pero solo para mostrarnos otra, la de Avner, y su prgresivo hastio e indiferencia, hasta llegar a ese desenlace donde no hay posibilidad de dialogo entre esas dos personas, y por extension, entre las partes afectadas.
Pretensiones? Por supuesto, la de contar su punto de vista, nada mas. El suyo, que para eso es el director. Y el espectador juzga si es valido o no, si lo comparte o no.
Tampoco entiendo que es lo que tiene que "colarle". Si precisamente Spielberg es de los pocos directores que no engañan, haciendo mas facil aun a los que le prejuzgan decidir si van o no a su ultima pelicula.

zubiarra dijo...

No se Vuarneto, Encuentros en la tercera fase me encanta, por lo demas mientras no haga una peli con los soldados isralies disparando a los niños palestinos...

Groomm dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Groomm dijo...

Yo creo que el cine funciona de la siguiente manera.
Cada pelicula se hace con una funcion, la de emocionar, la de hacer reir, la contar una historia, la de generar intriga, y sinceramente, creo que steven spilberg siempre consigue el resultado esperado con cada una de sus peliculas, se hace una idea de lo que quiere trasnmitir con cada film, lo plasma, y creo que cada vez que vemos una pelicula de este señor sentimos lo que el pretende. Nunca habeis ido al cine a ver una pelicula de "terror" y habeis salido muertos de risa? Eso a mi forma de ver es lo que diferencia a las buenas peliculas de las malas, las que cumplen la funcion que se pretende con ellas, yo cada vez que voy a ver una pelicula de steven sé perfectamente, por la informacion que me dan publicidad y demas, lo que voy a ver, y creo que por esta razon spilberg es un gran director, que no te enganña cuando vas al cine. De verdad, quien no ha disfrutado con parque jurasico? quien no se ha conmovido con ET? (abstenerse de contestar los tipos duros), quien no se ha impresionado con la gerra de los mundos? quien no le ha dado mil vueltas a la cabeza con minority report? quizas algunas de las peliculas de este director no sean ni las mas profundas, ni las mas conmovedoras, ni las mas entretenidas, pero creo que mantiene la esencia de lo que quiere trasnmitir en cada una de ellas, por eso, mi opinon es que Steven spilberg (aunque no tenga muy claro como se escribe) es un gran director.

Scarlett Witch dijo...

El otro dia consiguieron hablar con él en el Caiga quien Caiga.
Le dijeron que tenia que hacer más películas como Parque Júrasico y E.T., que eran las mejores.

Él se reía, decia que cuando hacía pelis serias, le pedían que las hiciera entretenidas y cuando las hacía serias todo lo contrario.
Así que... ¿qué es lo que podría hacer? Suponía que intentar hacer una entretenidamente seria.

Yo no sé de otros directores que puedan tocar tantos palos diferentes y hacerlo bien. Sus películas pueden tener más o menos acierto, el tema puede interesar más o menos, pero siempre son buenas películas.

El querer negarle su mérito es como escupir al cielo.
Un absurdo.

Munich me ha gustado muchísimo, la que más desde Salvar al soldado Ryan.
Viendo el tema se podría suponer de antemano que elegiría un punto de vista más lineal, hay terroristas muy malos, por consiguente reciben un castigo y una venganza justa.

Pero sorprende gratamente que no elija ese camino más fácil, y más agradecido para él, desde luego.

Cuestiona cosas, se hace preguntas y consigue que nos las hagamos los espectadores. Nos trata como a seres inteligentes y eso es mucho.

Y está tambien el cómo lo cuenta. Alguien que sepa más que yo lo definirá mejor, pero su dominio de la técnica, de la narración, es espectacular.

¿Un genio? Para mí, sí. Y que dure.

EmeJota dijo...

Bueno, Antonio, ¿cómo te lo diría yo? , lo de "es Tim Burton y es genial" fue hace mucho tiempo y, , nos hemos hecho mayorcitos, pero esa frase está entre mis favoritas de tu colección de frases célebres como "tienes que ver el último vídeo de las Spice Girls, que es superfeminista...¡lanzan una arielita!" y "Es que hay mucho fanático por ahí suelto". Lo he dicho con todo el cariño del mundo, de verdad, que perlas de estas tenemos todos, no eres el único (pero sí mi favorito). Y ahora, lo que realmente buscas, Antonio, OPINIONES:

Dios me libre de decir que Spielberg NO MOLA. Más bien diré que Spielberg muchas veces NO ME MOLA y por desgracia, cada vez ME mola menos. Y no me voy a poner en plan técnico como tú, con vocabulario de Días de Cine ("Recién llegado de la Berlinale, V de Vuarnet..."), porque no es mi estilo y porque reconozco que hay muchos aspectos del cine que desconozco y otros que elijo ignorar, porque los considero totalmente inútiles a la hora de disfrutar una peli. A mí las películas, si me entretienen, si me llenan, si me dicen algo nuevo, si me sorprenden... ME GUSTAN. Por desgracia el señor Spielberg últimamente no ha conseguido prácticamente nada de lo anteriormente mencionado. Lo que sí que consigue es cabrearme. Porque al precio que está el cine en Londres, ir a ver una peli de Spielberg, esperando que sea la rehostia y que luego resulte ser un bodrio ñoño, pues jode un poquito, la verdad. No le perdono que me haya repetido la jugada de "Inteligencia Artificial" con "La guerra de los Mundos". Eso demuestra que la excusa que nos puso con "A.I." de que "el final es una mierda porque era lo que quería Kubrik" (eso, échale la culpa al muerto que no puede defenderse), no cuela. Los finales ñoños son cosa suya, igual que el quitar las armas de fuego en el DVD de E.T. "Lo hago por los niños", dice... ¡Si será moñas! ¡Que no, hombre, que no cuela! ¿Eso es ser vanguardista y atrevido? Eso es venderse a las distribuidoras cagándose en lo que podría haber sido una buena película de principio a fin. Quizás porque ha tenido títulos tan magníficos como (por citar un par... bueno, en realidad, las de siempre) "La lista de Schindler", "Salvar al soldado Ryan", incluso "Tiburón" (sí, Tiburón, ¿qué pasa?), con ese nivel narrativo tan cojonudo que se mantiene desde el principio hasta el final, el hecho de que últimamente el sr. Spielberg apriete pero no mee todo lo que debería mear, me quita las ganas de ir a ver otra de sus películas. Para eso, me voy a ver una de Pajares y Esteso, que nunca decepcionan: parecen una mierda y son una mierda (y encima te echas unas risas).

No me voy a pronunciar sobre Munich, porque no la he visto (ahora las hordas de fans me tacharán de inculta y garrula,"¡Hala! ¿Pues para qué habla si no la ha visto? ¡Si tendrá jeta! ¡Que la larguen de este blog por blasfema!" si es que ya no lo han hecho antes) . Y aunque conozco de qué va la historia (y no porque me haya leído la sinopsis, que aquí la MJ pasó por Historia 3 años en la Universidad), el trabajo de los actores, la música de John Williams, etc... no voy a opinar (por lo menos hasta que la vea y eso no va a pasar hasta que la saquen en deuvedé, que ya he mencionado que el cine aquí está muy caro y aunque curre para Mtv el sueldo no es para echar cohetes). Tampoco quiero que me digas "Pues tienes que ir a verla" (que te conozco), me parece que de momento te quedas sin la opinión de ésta. Iré si me sale de la tarjeta de débito. Y no, tampoco me la voy a bajar de internet :-D

Pues ahí queda eso, sin acritud. Yo es que me expreso así, ya me conoces.

P.D.Por cierto, me gustaría que también te pusieras un día y nos contaras qué hay de genial en "Parque Jurásico 2", no sé, por si un fan suyo como tú puede defender lo indefendible.

Vuarnet dijo...

Primero de todo, agradecer los comentarios y las opiniones. La función de este blog o foro es fomentar el debate y la participación de quien quiera, haciendo posible un diálogo interesante y ameno, donde todos opinemos o expongamos diferentes puntos de vista. Y lo echaba de menos!

Groom, tu planteamiento es muy parecido al mío. Raras veces voy a una película sin saber lo que me va a ofrecer. Si es lo que me gusta, lo busco, entro al cine a que me cuenten “algo que me guste”. Si encima la película está bien hecha, la satisfacción es mayor. Por supuesto, como vimos más abajo en el caso de Underworld, si no satisface unas expectativas, la decepción es mayúscula, y por eso me pasé por aquí a comentarlo.
El caso de Steven Spielberg es justo lo que tú dices. No engaña. Sus películas tocan todos los temas, como el racismo, la guerra, la pobreza, la comedia, el drama, la acción, la aventura, la ciencia ficción, el terror, el suspense…Y ha tenido resultados más que satisfactorios en todos los campos, exceptuando fiascos evidentes como 1941, Amistad, o la ya mencionada Inteligencia Artificial, o resultados irregulares como Minority Report, Atrápame si puedes o La Terminal. Aun así, en mi opinión, el balance es positivo, quedando este director como uno de los mejores que hay en la actualidad.

Scarlet Witch:
No vi el CQC, le tengo perdida la pista desde la abducción de Wyoming (que consiguió que Tarantino contestara una entrevista hablando a una oreja de goma entregada por Carbonell), pero esos comentarios, del propio Spielberg, son toda una declaración de principios, y una muestra de que él mismo sabe que no se puede contentar a todo el mundo. Y lo ha dicho muchas veces, así como otros directores que piensan como él: Hace las películas que le gustaría ver como espectador. Así de simple y así de rotundo. Si hay un sector del público o de la crítica que comparte su punto de vista, el mensaje habrá llegado. Y hay películas que tienen unanimidad. En las malas también, por cierto.
Cuando dices que “nos trata como a personas inteligentes y eso es mucho” estoy de acuerdo, al menos en Munich. Lo peor que puede tener una película, aparte de ser aburrida (imperdonable) es que el director nos insulte con una historia vulgar, o contada de una manera torpe. En Munich pone toda la carne en el asador y cuenta unos hechos de tal manera que queramos o no tenemos que reflexionar desde la butaca o al salir, asimilando unas cosas o cuestionando otras.
Ya digo, que al menos en Munich, eso pasa. Una pena que otras películas, menos comprometidas social o políticamente, tengan un mensaje un poco menos inteligente, o contado de una manera más superficial, cayendo en una sensiblería y ñoñería que tampoco nos gusta. Por ejemplo, la crítica a los padres que no atienden a sus hijos que fue Hook fue algo bochornosa, pese al gran villano que nos regala Dustin Hoffman. Y así un par más, sí que es cierto que la moralina innecesaria empacha si no está justificada.

EmeJota:
Si, recuerdo perfectamente todas esas frases. Pero es que, sacadas de contexto, pierden toda su gracia. Algunas las sigo manteniendo, claro. Y es que, con todo ese rollo del Girl Power que (decían) fueron las Spice Girls, yo me esforzaba en ver el mensaje en cada video. La Arielita fue algo a lo que me pude agarrar para entender el fenómeno que, de otra manera, no entendía. No fue más que un chascarrillo, me dejé llevar…Como tantas otras veces.
Respecto a Tim Burton…Recuerdo que no te gustó Sleepy Hollow por su trama confusa (yo pienso igual: que si los Van Tassel, que si los Van Garrett, que si el escote de Cristina Ricci…), pero visualmente es un cuento gótico que gana con el tiempo. Buena partitura de Elfman, buenos decorados, interpretación algo histriónica de Depp (otra más!) y por supuesto, villano de lujo gracias a Christopher Walken. Hasta esta película solo conocía a Tim Burton por los Batman, Pesadilla antes de Navidad, Bitelchus y Manostijeras, y, como pasa con Spielberg “sabía” que era genial, si me seguía contando esos cuentos de hadas con personajes atormentados. Pero claro, luego llega El Planeta de los Simios y me enfrento a la realidad. Los directores no son dioses, se equivocan y meten la pata. Y tras Willy Wonka, se saca de la manga La Novia Cadáver, una vuelta al “Tim Burton es genial” pero menos. A veces mi entusiasmo me pierde, ya lo sabes.
Y me mola que hagas ese comentario acerca del vocabulario “Días de cine”...Gasset es un crack, es una caricatura de si mismo, y aún así consigue comunicar acerca de un tema que le gusta. Yo no quiero ese tono, no quiero parecer pedante o presuntuoso en mis comentarios, pero sí que me gusta hablar con propiedad y currarme una expresión escrita que habitualmente no tengo oportunidad de utilizar en otros ámbitos. Este tono irá cambiando según el tema del post, pero siempre buscando una exposición clara de mis opiniones y mis argumentos, para darles validez o al menos, credibilidad. Nadie me toma en serio cuando digo lo buena que es Blade 2, por ejemplo.
Y respecto a Steven Spielbeg…Yo también me cabreo si alguna peli no está a la altura de las circunstancias (o del director, o de mi bolsillo, o de la publicidad), y comparto algunas de tus decepciones. Inteligencia Artificial era lenta, aburrida y cursi, con dos o tres momentos brillantes que no compensan el rollo metafísico durante 3 horas. Con Minority Report lo mismo, a mi lado la gente resoplaba al ver a Tom Cruise dando volteretas mientras yo me preguntaba “Y esto por que?”
Lo de los walkies…Madre mia, no me acordaba! No lo entiendo, por mucho que oiga eso de “políticamente correcto”, “el publico no quiere recordar el dolor” (también había niños disfrazados de terroristas que han desaparecido) no justifica el modificar la Historia. Me da lo mismo que sea “SU” película, como Lucas, otro retocador, pero si una película está estrenada en un momento, no tiene sentido el modificarla para adecuarla al público actual. Es imperdonable que alguien de la talla de Spielberg, con todo lo que lucha por llevar sus películas, sus sueños, adelante, agache la cabeza de esa manera ante una presión social o comercial. Y si es una decisión suya, peor aún, porque defrauda a sus seguidores. Es una espina que tengo clavada, lo reconozco.
Y sobre Munich…Poco puedo decir, tan solo animarte a verla, de la forma que sea (por Internet no, seguid los consejos de Segura, se ve de asco), ya que tus estudios de Historia los tengo presentes y siempre es interesante otra visión más acerca de un tema como el de la película. He puesto el post sobre Munich una semana después del estreno para dar tiempo a que la gente la vea y se pase por aquí para opinar, ya que el tratamiento por parte de los medios es el habitual, y me apetecía tener aquí algunas opiniones al respecto.
Y me retas a defender lo indefendible A mí! Por donde quieres que empiece, por las películas de Michael Bay, las de Stephen Sommers o las de Bill y Ted? (post de todas en breve, lo aseguro!) Parque Jurásico 2, dices? Ah, es bien fácil…Spielberg no hace segundas partes. Al menos, si no las considera necesarias. Todo el mundo quiere ET 2, y no la hace. Pero saca Jurassic Park 2. Por que? Pues por algo que entendí al ver la tercera. Las pelis de Parque Jurásico no van de ciencia ficción, como el genial libro en que se basan. Van de gente corriendo mientras los dinosaurios les persiguen. Y la gente quiere ver eso, al menos yo. A paseo el desarrollo de personajes, solo quiero ver gente corriendo y que haya variedad entre las especies depredadoras. Frank Marshall, director de la tercera (y de Aracnofobia, Viven o Congo, además de productor habitual de Spielberg) lo entendió y nos ofreció un “más de lo mismo pero mejor” que fue la 3. Aventura, tensión y ritmo en una película que entretiene de manera aceptable.
Respecto a la segunda, dirigida por Spielberg…Bien, si en lugar de Spielberg la hubiera hecho Marshall me habría gustado más, porque no tendría que aguantar a los niños (al principio los de la 1, aunque Ariana Richards adolescente promete, y la niña negra después), no tendría un prólogo y epílogo tan edulcorado, y no intentaría justificar la presencia de los personajes de la primera parte. Pero eso sí, me habría perdido la tensión de la escena de la caravana, la espectacular cacería de dinosaurios directamente sacada de Hatari! o la impresionante escena con el T-Rex paseándose por la ciudad. Son momentos de pura aventura y espectáculo, que Spielberg dirige con su habitual maestría, aunque es cierto que las secuelas, vista la tercera, son más bien innecesarias y aportan poco al tema de los dinosaurios clonados con ADN prehistórico. Dicen que preparan la 4, y mientras tenga gente corriendo y dinosaurios nuevos que les persiguen, yo iré a verla.

EmeJota dijo...

POST DE BILL Y TED...¡YA!

Saludos valentinescos...

Anónimo dijo...

Joder que pedazo de comentarios, si son más largos que los posts. A ver por donde empiezo.

Decía Groom que lo que diferencia una buena de una mala película es que consiga su propósito, pues estoy de acuerdo, es un punto muy importante que te transmitan lo que quieren sus creadores, por tanto Parque Jurásico debe ser una de las peores que he visto, porque si pretendía entretener y recobrar el espíritu de las pelis de aventuras a mi me aburrió hasta decir basta, y me ha pasado ya con unas cuantas películas de este señor.

¿Que tengo prejuicios con Spielberg? sinceramente creo que no porque sí hay películas suyas que me gustan (Salvar al soldado Ryan, por ejemplo) pero no está entre mis favoritos y después de haber visto muchos fiascos suyos (o películas suyas que no me gustan, como prefirais decirlo) sigo yendo al cine esperando que sea una de esas que sí me gustan, quizá ya un poco cansado de esperar pero sin prejuicios, o al menos no muchos. Prejuicios tengo contra Underworld, no voy a verla y punto, jajaja.

Vuarnet dijo "esta rozando en todo momento el documental, con unas recreaciones bastante aproximadas de los personajes involucrados. Cuenta lo que paso despues del atentado. Si, asi de simple. Le falta algo? Indiquelo, por favor." Sería mucho pero que mucho para indicar, así que resumiendo te recomiendo que veas el documental sobre los atentados de Munich que están emitiendo por los canales digitales habituales. Los personajes se los inventa, lo que pasó después del atentado dista mucho de lo que cuenta el film, total que no solo le faltan cosas si no que las que están tampoco son. Podría pensar como con El código Da Vinci, es una ficción me entretengo y punto, pero volvemos al punto que decía Groomm "lo que intentan trasmitir" y no nos paran de decir en todos los medios que es un fiel retrato de lo que realmente ocurrió, pues no señores, no lo es, que lo involucrados están vivos todavía y podemos leer sus entrevistas tras ver el film, algunas incluso emitidas en tv recientemente.

Lo de peliculera es una forma de decir que hay partes (los atentados principalmente) que directamente un servidor no se los cree, hay escenas que me parecen sacadas de un misión imposible, pero lo de que Steve McQueen luche con los Israelies contra los Palestinos ya es la leche (evidentemente no es Steve McQueen pero los que la hayan visto sabrán a que me refiero), son cosas que de tan postizas resultan irrisorias, eso es peliculero para mí. Espero que se me haya entendido.

¿Y eliminando todo esto me parece buena película? bueno es mucho para olvidar y no tener en cuenta, al menos para mi, pero tiene ritmo (hasta que llega la parte final y vuelve a tropezar con la piedra de siempre), hay escenas muy buenas y momentos de gran tensión y me parece en general entretenida (hasta el final repito, largo y aburridísimo). Pero no puedo obviar que no solo no consiguen retratar lo que intentan si no que nos cuelan otra historia, por eso, para mi, no me la cuela.

Vuarnet dijo...

Pues apuntada queda esa recomendacíon para buscar mas material relacionado con los atentados. Cual es el nombre del documental? Yo desconocia los detalles, por eso mi opinion es positiva o valida sobre esa aproximacion que hace la pelicula. No sabia que habia mas de ficcion o adaptacion que de rigor historico. Solo tengo el impacto mediatico, desde criticos especializados a otro tipo de medios, alabando la seriedad y la objetividad con la que Spielberg retrata los hechos. Ahora no vamos dejarnos llevar por la opinion popular, asi que tendre que buscar otro punto de vista. Y el suyo es valido.
El tono peliculero que le molesta lo entiendo, tal vez es dificil de digerir la mezcla de generos como es el drama, el policiaco, el thriller, la accion y el mensaje politico...Aun asi, Spielberg pasa de una intensidad dramatica y cercana a relatar con un evidente toque de los 70 y sus peliculas policiacas, de ahi tal vez el tono de Mision: Imposible que le molesto tanto.
Tan solo discrepar en que a mi no se me hizo aburrida, sino todo lo contrario, tiene un desarrollo y un cambio de talanto apreciable, y por mucha razon que tengan quienes lo dicen siempre, aqui no hay un colofon sensiblero y de final feliz,
Y respecto a colar o no colar...Bueno, yo con Spielberg siempre me arriesgo. Y si gusta o no gusta, vendremos por aqui a decirlo, le parece?

Cannonball dijo...

Un par de anotaciones, Vuarnet, si me las permites:

Antes de "la Lista de Schindler" ya habia mostrado su "interes por contar historias" en "El color purpura" o "El Imperio del Sol", por poner dos ejemplos. Tal vez no alcanzaran la perfeccion formal y repercusion de esta, pero son las piedras angulares de ese otro Steven tan alejado de las historias de corte fantastico que le dieron a conocer.

Sin haber visto "Munich", que tampoco me llama mucho la atencion, afirmo que cada dia me gusta menos como director, puesto que aunque sea todo un maestro en la puesta en escena, su mensaje, excesivamente duotono y sin matices, me deja bastante frio, sobretodo cuando se pone serio. Con decir que me sali del cine viendo "Salvar al soldado Ryan" por lo pueril de muchos de sus planteamientos.. yo no me senti tratado como un espectador inteligente, por ser educados.

Y, si, Vuarnet, Blade II, sin mas pretensiones que ser un blockbuster veraniego, es la leche. Una pelicula injustamente infravalorada precisamente por ser consciente de su condicion de consumo rapido.

Vuarnet dijo...

Cannonball, bienvenido!
Tu postura es muy compartida por mucha gente y tambien hemos visto ejemplos en los comentarios mas arriba. Hay gente que disfruta mas las peliculas antiguas, y no acaba de convencerle el tono o el rumbo de las nuevas prpuestas, que no acaban de ver satisfactorias o redondas.
Te saliste del cine en Ryan? Vaya, no creo que fuera para tanto.
No estoy de acuerdo cuando la tildas de "pueril". Si acaso, ingenua, al justificar el envio del peloton, con sus vidas y su papel en la guerra, a buscar al soldadito perdido. Es el pero mas importante que tiene la pelicula, pero yo mantengo que si se pasa por alto, la pelicula tiene muchas mas cosas a ofreecer, y mas validas. Y era inevitable la exaltacion de ciertos valores, ya sean patrioticos o sensibleros, pero como pelicula me parecio mas seria que La Delgada Linea Roja, con la que la comparan mucho.
Y respecto a Blade II, le tengo un cariño especial, ya que pertenece a un tipo de peliculas honestas y hechas con oficio, que no engañan a nadie y que no aspiran a salir e su encantadora serie B, ya sea macarra o entretenida. En este saco meto Deep Rising o La momia de Stephen Sommers o incluso Bad Boys y La Roca de Michael Bay, que dejando de lado lo exagerado que se ha vuelto despues, sus primeras propuestas eran mas frescas y disfrutables. Tambien Resident Evil, que me parecio una adaptacion correcta...Pero me guardo el tema para otro posible post.
Saludos!

Cannonball dijo...

No lo decia solo por la premisa, que tambien, sino por pequeños detalles metidos con calzador (porque no responden a necesidades de la historia) y que desvirtuan bastante el conjunto. Por poner un ejemplo, para mi gusto el mas irritante, el del peloton de soldados alemanes, que se aferra a la simbologia americana como a su propia vida, o quiza porque depende de ella: "Marilyn Monroe", "Hamburguesa" repiten. Y los americanos, como son muy buenos, pues van y los dejan con vida. Y los alemanes, como son muy malos, en cuanto tienen la oportunidad cargan contra ellos. Y, en ese preciso momento, digo yo: ¡ya basta!... en la guerra, en el campo de batalla, no hay buenos ni malos, y mucho menos entre los soldados rasos cuya capacidad de decision, como reflejo estupendamente Mallick, es cero. Spielberg parte de una reduccion simplista, buenos contra malos (de hecho, los americanos son tan buenos que no dudan en salvar la vida de todo un peloton para que una madre no sufra mas de lo debido) que no responde a la realidad y, por lo tanto, todo el mensaje que articula alredor, se desmorona como un castillo de naipes...

Cannonball dijo...

Ah... y bueno, por eso decia lo de pueril, por esa reduccion a un simple blanco y negro, para un tema, el belico, que da lugar a multitud de matices... en cierta manera, la misma vision que puede tener un niño del conflicto

Cannonball dijo...

Y, bueno, joder como me extiendo con los comentarios, que aunque parezca lo contrario, me siguen gustando algunas de sus peliculas. Minority Report, por no alejarnos mucho en el tiempo, supuso una grata sorpresa, una estupenda revision de la mitologia de Edipo (relacion paterno filial incluida, pero a la inversa), Philip K.Dick mediante, sobretodo si tenemos en cuenta lo que vienen a ser las propuestas de Sci-Fi ultimamente. Pero vamos, dentro de las revisiones de que se hacen, sin ningun tipo de acreditacion, de la obra de Philip, me quedo con Cypher de Vincenzo Natali...

Vuarnet dijo...

Es curioso, que esa escena que comentas tambien irrita a un compañero al que no entiendo como no ha entrado ya por aqui a extenderse mas. Le molestaba el hecho de que si Spielberg quiere mostrar los horrores de la guera, estuviera tan patente el punto de vista americanos (aliados buenos/el eje malos), quedando patente en esa escena que la pelicula no es del todo coherente en sus planteamientos, o al menos en su resolucion, al caer en esos topicos que precisamente Spielberg quiere evitar cuando se trata de peliculas "serias".
Y yo tambien comparto esa reivindicacion de Cypher, con un interesante juego de identidades y referencias a realidad/sueño/realidad dentro del sueño que tanto le gustan a Dick.
Viendo que hay peliculas que han tratado ya el tema...Para cuando la adaptacion de Ubik? O aceptamos Abre los ojos como sucedáneo válido Dick-compatible?

Anónimo dijo...

Sucedaneo, sucedaneo... tanto, que es dificil reconocer el sabor genuino en el que se inspira. Salvando las distancias, que son muchisimas, casi prefiero "Perfect Blue". Pero bueno, teniendo en cuenta la acuciante falta de ideas del Hollywood actual, supongo que no habra que esperar tanto para ver alguna pelicula vagamente inspirada.

Como curiosidad, recordar que la frase promocional de Matrix (What is Matrix) es un plagio/referencia de Ubik.

Anónimo dijo...

La forma de rodar los atentados y los asesinatos posteriores es cualquier cosa menos documental.

mrs.morpal dijo...

Vamos a tener que hablar largo y tendido de AI (fiasco? solo en la taquilla, supongo). EN AI tiene lugar lo que yo llamo el efecto Showgirls pero a la inversa. Y ya conoces lo que opino al respecto de la de Verhoeven:P

mrs.morpal dijo...

Por cierto, un gran post Neto, y sabes que no lo digo por decir ;)