25 junio 2007

De timbas: Memoir ’44.

Inauguro hoy una sección que espero ir actualizando de vez en cuando. Y es que, desde hace unos años me he aficionado, junto con varios amigos alicantinos, a los eurogames, o juegos de mesa de o cartas de diversa temática. Y todos ellos bastante adictivos y divertidos.

Cuando la gente en general piensa en juegos de mesa, a todo el mundo le vienen a la cabeza más o menos los mismos: el parchís, la oca, el Monopoly o incluso el ajedrez. Juegos sencillos para alguna tarde de aburrimiento, con un par de amigos o más, que no van más allá de tirar unos dados, mover fichas y adelantar al oponente en un recorrido más o menos plagado de casillas con obstáculos.

Los eurogames, o los juegos de mesa de los que voy a hablar y que en Alicante (y me consta que en toda España e incluso Europa) gustán tanto, son un poco más complejos, pero no por ello más difíciles o “rollo”. Todo lo contrario: son sencillos, jugables, divertidos, entretenidos, inteligentes, interesante…y hasta educativos. La lista es bastante larga, podría hablar del clásico Ciudadelas, o del adictivo Colonos de Catan, pasando por el Risk, Stratego, Ticket to Ride, Munchkin…hay muchos y variados, de cartas y de tablero, de gestión de recursos, de estrategia, de colonización de territorios, de construir ciudades, de establecer civilizaciones en la orilla del Nilo…

Poco a poco iré hablando de los que he jugado, pero hoy voy a empezar con la última adquisición, un regalo de cumpleaños que me ha proporcionado muchas horas de entretenimiento. Se trata del Memoir ’44, un juego de tablero creado por Richard Borg que consiste en recrear batallas y escaramuzas reales ocurridas en la II Guerra Mundial, con un tablero troquelado, fichas de bosques, ríos, colinas y figuritas de soldados Aliados y del Eje con sus tanques, alambradas, baterías de artillería…Todo lo necesarios para montar uno de los escenarios más divertidos y espectaculares que he tenido la oprtunidad de probar…y disfrutar.

Así, el tablero tiene dos caras bien diferenciadas. Una parte recrea un escenario de interior, donde podremos montar escenarios como la liberación de París, la toma de St. Marie Eglise…colinas, bosques, ríos, poblados y ciudades, éstops son los elementos que encontraremos en este tipo de escenario. Por supuesto, en la otra cara del mapa encontramos una recreación de una playa. Aquí podremos hacer el famoso desembarco en Normandía, junto con otras operaciones y batallas famosas que ocurrieron en una playa. Hay que decir que el juego es el “oficial” para conmemorar el día del desembarco, y muchos de los escenarios recrean batallas ocurridas durante el año 1944. Operaciones aliadas de los Rangers, la 101 Aerotransportada (la famosa Compañía Easy de la aclamada serie de TV Hemanos de Sangre), así como unidades de Elite de las fuerzas del Eje…el juego incluye hasta 16 escenarios listos para jugar, ampliables gracias a Internet y a un par de expansiones aparecidas recientemente que añaden el frente soviético y la guerra en el Pacífico con tropas japonesas.

Pero voy a hablar con más detalla del juego en sí, así como su funcionamiento. Primero hay que decir que pueden participar hasta 6 jugadores, enfrentándose desde 1 contra 1 hasta 3 contra 3, pudiendo llegar hasta 8 uniendo un segundo mapa y haciendo la campaña más grande y compleja a efectos tácticos o de “cadena de mando”
Y las reglas no pueden ser más sencillas. Una vez desplegado el mapa y puestas las tropas en su posición, cada jugador deberá jugar unas “cartas de mando”, gracias a las cuales podrá mover una o más unidades de uno de los tres flancos (izquierdo, central y derecho) que tiene el tablero. Cada unidad, infantería, blindados o artillería, tiene un número determinado de casillas de movimiento, así como de alcance de disparo y dados de ataque. Una vez que se ha jugado una carta de amndo, se ha ordenado a una unidad desplazarse o atacar, se tiran los dados para ver si el combate es efectivo o no, aclarando si se ha causado alguna baja, ha forzado la retirada de la unidad atacada o si simplemente ha fallado. El turno acaba descartando la carta de mando jugada y cogiendo otra del mazo, dando paso al oponente que jugará otra carta de mando, moviendo o atacando con sus tropas para conseguir las medallas de victoria del escenario. Estas medallas se consiguen eliminando una unidad entera o alcanzando los objetivos del mapa, como pueden ser tomar un puente, una ciudad, o llegar hasta una posición y defenderla. Dependiendo de la dificultad y situación del mapa, se reparten las cartas de mando para cada bando, así como las condiciones de victoria, ya que normalmente hay que conseguir entre 4 y 6 medallas de victoria para que la partida acabe.
Es un gran juego. Desde mi punto de vista, que siempre ha huido de reglas complejas y jugabilidad lenta o farragosa, tengo que decir que combina perfectamente la estrategia y realismo de una batalla de un wargame con la sencillez y jugabilidad de los juegos de mesa más rápidos y adictivos. En diez minutos te has hecho con las reglas, y en media hora o cuarenta minutos se puede jugar una partida. Si a ello sumamos el espectacular escenario en tres dimensiones, las batallas más famosas de la II Guerra Mundial que hemos visto en películas y libros, y una combinación de azar y estrategia a partes iguales, tendremos horas y horas de uno de los mejores juegos de mesa que he probado en lo que llevamos de año.

Por supuesto, hay quien dirá que depende mucho del azar, o que no es “tan” realista o estratégico como otros, pero qué queréis que os diga: prefiero sacrificar reglas complejas y estrategias “comecocos” de un juego más denso por divertirme un rato con mis amigos y mover de manera sencilla figuritas de soldados mientras intento desembarcar en Normandía mientras los alemanes me lo ponen difícil desde su acantilado y su artillería antiblindados. Days of Wonder, la compañía que lo fabrica, se ha marcado un tanto (otro mas) al diseñar un juego apto para cualquier tipo de público que busca entretener y divertid de la manera más espectacular y a la vez sencilla. Y a mi me vale con eso.

5 comentarios:

Zeitpokk dijo...

Juegazo, sí señor. Échale un vistazo a las expansiones del frente Este y del Pacífico, para poder jugar con/contra rusos y japoneses, están geniales.
Si te mola ese estilo de wargame ligero dentro de nada estará en las tiendas Tide of Iron, algo caro pero con muy buena pinta.
Un saludo!

Vuarnet dijo...

Las expansiones ya las tengo miradas, tienen muy buena pinta y seguramente caeran en navidad, que me die tiempo a exprimir los mapas de la caja basica.

Y respecto al Tide of Iron, ye he leido por ahi algun comentario positivo. Aparte de ser algo caro, me tira un poco para tras que no sea tan ligero como el '44, sino algo mas denso...es asi, o es asequible como este?

latro dijo...

Estaba pensando en comprarme el juego y tu post me ha venido de maravilla. Tengo algunas dudas, no obstante:
-¿todo el juego, incluidas las cartas, está en castellano?
- Para dos personas, ¿se hace aburrido?
¡Muchas gracias!

Vuarnet dijo...

Bienvenido, Latro! Hacia tiempo, desde los gritos, no?
Todo, absolutamnete todo el juego, esta en castellano. Los de Edge han comprado los derechos para sacar todos los juegos de Days of Wonder en Espa�a y aunque salen poco a poco, se lo curran bastante. Y este Memoir, desde las cartas a las instrucciones (con 16 escenarios preparados) esta perfectamentre traducido.

Y respecto a lo otro que comentas...Ya lo he jugado unas 12 veces, y las partidas mas divertidas han sido las de 2 jugadores, uno contra uno. Aburrido para nada, es muy agil y rapido, y en media hora o cuarenta minutos lo has jugado. Para mas jugadores tiene reglas especiales, ya que va por equipos y se reparten los flancos. Eso si, mencion especial merece el "Modo Overlord", que consiste en juntar dos mapas y es para 8 jugadoress, 4 contra 4. Un general para cada flanco (izquierdo, central y derecho)y un mariscal que reparte las cartas a cada general, para que la jueguen a su antojo. Jugue el desembarco en Normandia en este modo y aunque muy friki, resultaba un poco caotico, supongo que con algo mas de disciplina puede resultar muy chulo.

Y poco mas que a�adir. Solo...Animate!

latro dijo...

¡Gracias! Creo que lo compraré.
Jejeje Imaginaba que eras el Vuarnet de los Gritos, sí, pero no estaba seguro.